Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Entre el arte y la tecnología: las obras de Martín Nadal y Ernesto Bautista

Por: Diana González

El primero, español, trabaja alrededor de las maneras en que la tecnología y el dinero dan forma a las sociedades, mientras que el segundo, salvadoreño, mezcla la poesía, la literatura y el cine con la realidad cruda de su contexto local. Los dos hicieron parte, en 2018, del programa de Residencias Artísticas de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional (U.N.).

“Para hablar de lo que no tiene sentido tienes que hacer algo que no tiene sentido con elementos que sí tienen sentido”, afirmó Nadal durante el panel de debate de la última sesión del Ciclo de Conferencias de las Artes 2018-II –del Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional–, a la que él y Bautista fueron invitados.

Su respuesta tiene mucho que ver con sus intereses de investigación-creación, orientados hacia el comportamiento de la sociedad contemporánea gobernada por algoritmos. De ello y de su inquietud acerca del origen del dinero y de cómo se construye el valor monetario dan cuenta “Bittercoin”, “Bittcoin of things” y “The money never sleeps”, unos dispositivos con los que lo único que busca, según reveló, es ser crítico.

Al respectó, señaló: “me gustaría mostrar los sistemas de información de una manera un poco diferente, es decir, dar pistas acerca de cómo están funcionando las cosas. Aunque, de alguna forma, estoy intentando desvelar el funcionamiento del sistema, pero proponiendo una visión crítica”.

Aunque el dinero digital, bitcoin, moneda virtual, criptodivisa o criptomoneda se ha hecho cada vez más popular tras el alza en su cotización a finales de 2017, su existencia data de aproximadamente diez años. Sin embargo, esta popularización que puede ser o no transicional es vital, según expertos, para entender el valor y la forma del dinero en el futuro. De esto último, en parte, es de lo que se ocupa Nadal.

Martín Nadal es un artista español que investiga y crea dispositivos que dan cuenta de las maneras en que la tecnología y el dinero dan forma a las sociedades. Foto: Yesid Villamizar, Centro de Divulgación y Medios.

“El dinero es el elemento más importante en nuestra sociedad, le da forma y, además, es una construcción social, eso me fascina. Cuando hablo de criptomonedas siento que es la primera ocasión en la que se puede analizar, jugar o trabajar con ese material”, resaltó Nadal, quien se confiesa un apasionado por el tema.

Y es que en los últimos años, este sistema ha desencadenado una fuerte competencia, lo que necesariamente implica el uso de equipos cada vez más potentes y granjas de servidores que hacen uso de una gran cantidad de recursos físicos y ambientales.

Sobre este tema, Nadal y el también artista César Escudero crearon Bittercoin, una antigua calculadora pirateada para validar las transacciones pendientes en el blockchain (una base de datos distribuida que mantiene un listado de registros, o bloques, en continuo crecimiento, según la revista The Economist) que funciona de la forma más básica, aumentando el tiempo necesario para producir bitcoins casi hasta el infinito. De esta manera, la máquina da cuenta del esfuerzo y el tiempo de trabajo que, de alguna forma, están condicionados por los dispositivos tecnológicos. 

“Hay una película que se llama El dinero es deuda y te explica que el dinero efectivamente es deuda, que esto es un sistema que va a colapsar seguro, porque se comprometen una serie de recursos que no existen, pero todo está en la idea del dinero, en cómo se fabrica el dinero”, explicó Nadal.

También, ideó unos dispositivos con microships que monitorean el ciclo vital del ser humano. Este proyecto se llama “Death of things”, una serie de pequeños ordenadores con apariencia de importantes figuras públicas que funciona solo mientras la persona que haya adquirido una de ellas permanezca con vida.

“Creé estas dos figuras, una es la reina de Inglaterra y la otra es el papa de Roma y siempre están saludando. Tienen adentro un microship que está constantemente chequeando si la persona está viva. Entonces, son objetos que solo van a funcionan mientras esa persona esté con vida”, explicó Nadal, quien es artista y programador creativo.

El artista salvadoreño Ernesto Bautista busca activar a los pensadores de su país mediante el uso de diferentes lenguajes artísticos. Foto: Yesid Villamizar, Centro de Divulgación y Medios.

Activar mentes: la intención de Bautista

Eso es lo que anhela el artista salvadoreño Ernesto Bautista de los intelectuales de El Salvador, su país natal, pues según su criterio, ellos están sumidos en la quietud. Este anhelo tiene su razón de ser en la grave situación de violencia que aqueja a la nación centroamericana desde hace años.

“Yo quiero cambiar no al país como tal sino a los pensadores y a los activadores, a los académicos en primera instancia, porque es increíble que a veces ni siquiera los mismos intelectuales están activados”, afirmó Bautista.

Como él, varios artistas salvadoreños están procurando remover, inquietar, sacudir como lo señala Bautista, para lograr, aunque sea, un mínimo cambio social, ideológico. Y aunque saben que están luchando contra fuertes intereses, siguen firmes en sus propósitos.

El proyecto Death of things, de Martín Nadal, son unos dispositivos con microships que monitorean el ciclo vital del ser humano. Foto: Facultad de Artes Unal.

Por ejemplo, desde el cine Bautista ha logrado producir varias series cinematográficas con alto impacto social como El museo del infinito, La memoria infinita, La voz en el límite del vacío y el Teatro del desencuentro. Sin embargo, ha trabajado la poesía, las instalaciones e intervenciones en el espacio público, la literatura, entre otros lenguajes artísticos.

“Empiezo a trabajar con lenguajes que pueden, de alguna manera, seducir a la gente, pero seducir en el sentido de lograr sacudir un poco a una sociedad insensible, y termino eligiendo el cine porque me parece que este y la literatura son elementos de circulación muy potentes. Entonces, trabajo en proyectos de investigación que al final terminan entre la literatura y el cine expandido”, concluyó.

Su paso por Colombia, al igual que el de Nadal, tuvo mucho que ver con el programa Residencias Artísticas que dirige el Instituto Taller de Creación de la Facultad de Artes de la U.N., pues este no solo les abrió sus puertas sino que les dio la posibilidad de ampliar sus redes de investigación.

“El programa de Residencias Artísticas de la Universidad Nacional de Colombia busca traer artistas de diferentes latitudes para que desarrollen procesos de investigación-creación que se reviertan en procesos que enriquezcan el quehacer artístico de la comunidad universitaria”, explicó el profesor David Lozano, director del programa y del Instituto Taller de Creación.

Ernesto Bautista prefiere el cine expandido y la literatura para desarrollar y expandir su mensaje. Foto: Ernestobautista.net.

La conferencia fue organizada en conjunto entre el Centro de Divulgación y Medios, el programa Residencias Artísticas y el Instituto Taller de Creación de la Facultad de Artes de la U.N.