Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Museologías zoológicas, el reto de una mirada novedosa

Por: Pablo Enrique Triana Ballesteros

La charla inaugural de la Maestría en Museología, a cargo del profesor Edmond Castell, le dio la bienvenida a su séptima cohorte y planteó un interesante desafío consistente en replantear y generar nuevas maneras de mirar la museología y la museografía.

La Maestría en Museología celebró la charla inaugural de la séptima cohorte que irá del 2020-2021. La conferencia estuvo a cargo del profesor Edmond Castell, quien habló sobre lo que denominó, Museologías zoológicas.

Una perspectiva interesante que parte de estudiar a los zoológicos y los circos como formas museológicas que suelen estar ahí delante nuestro desde que somos niños, pero que, a lo mejor, jamás comprendimos como tipos de museo.

“El profesor Castell ha venido indagando desde hace 4 o 5 años sobre el pensamiento museográfico, o lo que él también llama imaginación museográfica. Adicionalmente, a partir de dos grandes cursos que dicta, Museos, academia y sociedad y otro sobre Frankenstein, ha venido construyendo una plataforma propia de su postura como museólogo y el tipo de museología que ha venido practicando y que ha venido conceptualizando; entonces su charla versa sobre sobre esos temas, es una postura de un pensamiento museológico que se ha relacionado muy fuertemente con la práctica museal, con la práctica museográfica, específicamente y por el otro lado, con unas posturas, con un diálogo muy intenso que él ha venido desarrollando con la filosofía romántica, con la literatura romántica, con el pensamiento de Mary Shelly y ese tipo referentes románticos que para él son claves”, explicó minutos antes de la charla el profesor William López, director de la Maestría en Museología en una entrevista otorgada al Centro de Divulgación y Medios (CDM) de la Facultad de Artes (Farbog) de la Universidad Nacional de Colombia (Unal).

El profesor Edmond Castell habló sobre mueseografías zoológicas en la charla inaugural de la Maestría en Museología. Foto: Pablo Triana.

Y así, con un auditorio lleno y al mejor estilo de los seminarios franceses, como los impartidos al inicio de sus cursos por figuras como Lacan, Foucault o Bourdieu, el profesor Castell habló sobre cómo en algún momento los parques y jardines fueron asumidos por ciertos grupos como proyectos educativos públicos y no solo como sitios conmemorativos para los próceres y sus estatuas a caballo oxidadas.

De este modo, pasó a explicar cómo los zoológicos y los circos podían entenderse como una museografía de lo no humano. La cual, sin duda, no deja de ser una exhibición controvertida, pero desde la posición singular del profesor Castell, enriquecedora en todo caso.

De esta manera, y si los museos se ocupan de lo histórico, los zoológicos y circos pueden entenderse como un tipo de modelo de sociabilidad humana. A través de los cuales podemos aprender mucho, no solo sobre los animales, sino sobre nosotros mismos, como parte de ese mundo natural, pero también de los aspectos más sociológicos, antropológicos y psicosociales como humanos.

Por ejemplo, los zoológicos y circos pueden leerse como un espectáculo de sumisión, obediencia y manejabilidad, así como también, una atmósfera emocional en la que se exhiben seres vivos no humanos.

Pero estos escenarios, explica el profesor Castell, también fungen como dispositivos intelectuales de transmisión de valores que resultan funcionales a la hora de vertebrar la conducta de las masas o culturas subalternas a través de sistemas simbólicos. Un espectáculo con un código comunicativo evolutivo.

Por eso, la pregunta que emerge entonces es ¿qué valores se transmiten a través de la museografía?

El profesor Edmond Castell habló sobre mueseografías zoológicas en la charla inaugural de la Maestría en Museología. Foto: Pablo Triana.

Y de este modo, el profesor Castell invita a los estudiantes que inician y conforman esta sétima cohorte a que se atrevan a contemplar y a estudiar museologías basadas en seres vivos no humanos.

Pero los animales no son los únicos seres que casan dentro de esa premisa. Frankenstein es otro buen ejemplo de lo que podría ocupar el quehacer y la indagación académica de los museólogos que propone y azuza el profesor Castell.

“Se trata de cómo podemos imaginar, a partir del pensamiento de esas tradiciones museográficas con animales en exhibición, el futuro. Así, lo que planteé en la charla es una vindicación de los seres vivos en cautividad o en no cautividad para replantear de nuevo el sentido y el lugar que ocupan los humanos, un lugar que por supuesto no es central, pues en esta museografía post-humana lo que queda claro es que los humanos son unos seres vivos más en este planeta en el que vivimos y a eso es a lo que la museografía debería adaptarse y debería tratar de transmitir a través de los equipamientos museales, las exposiciones y actividades. De este repensar aplicado, conozco muy pocas experiencia, hay apenas algunas iniciativas, pero en este momento se están formulando en escritos, en textos y el que me parece que es clave para entender esa forma de ver el mundo y la necesidad de un extrañamiento como humanos para ver lo no humano es el relato del Axolotl de Julio Cortázar. Eso sería un claro ejemplo de lo que propuse en esta charla, una museografía inspirada en la ficción, que fue el alegato o la vindicación central de esta conferencia. El mundo está desconociendo la ficción el arte, la literatura y a mi modo de ver, la museografía debería dejar de lado esa desafección o desamor y recuperar esa afección, e incluso, adicción a la literatura para poder expandir la percepción y nuestra forma de entender el mundo”, concluye el profesor Edmond Castell.

Así pues, los museógrafos, museólogos e incluso literatos ya tienen un nuevo reto o al menos una opción más de investigación, trabajar en un intento de comunicación con animales, para ver como ellos también nos sirven a nosotros para pensar, ya que de acuerdo con el profesor Castell, en el relato de Cortázar está esbozada la propuesta metodológica para lograr esto. Pero la museografía actual, inmersiva tiende a lo contrario ya que genera una división entre lo humano y lo no humano.

El profesor Edmond Castell habló sobre mueseografías zoológicas en la charla inaugural de la Maestría en Museología. Foto: Pablo Triana.

De este modo, para los estudiantes de esta séptima cohorte de la Maestría en Museología una opción para su trabajo de grado bien podría ser una exposición sobre el relato de Cortázar, por ejemplo, ya que, según Castell, esas son las conexiones que se deberían trabajar entre literatura, ciencia, arte y el mundo natural.

“Estas charlas inaugurales sirven para esto, y por eso ya son todo un ritual, que por cierto iniciamos nosotros en la Facultad hace ya cerca de 11 años, por ejemplo, la Maestría en Historia y Teoría del Arte, que es la maestría más antigua de la Facultad, nunca tuvo charla inaugural. Obviamente, fue una idea tomada de las grandes charlas inaugurales que se hacían en la universidad francesa, por ejemplo, que siempre son grandes discursos que instalan temas interesantes, cambiando lo que hay cambiar, la idea era hacer un ritual académico, por supuesto, para acoger a nuestros nuevos estudiantes y por el otro lado, darle a conocer a la sociedad que estamos iniciando otro ciclo en la formación de museólogos y museólogas”, complementa el profesor López.

Todo un reto que implica un cambio de paradigma y una mirada fresca que refuerza la invitación que lanzó el director a sus estudiantes en su primer encuentro el 29 de enero y que reafirmó en esta conferencia inaugural del 23 de febrero: “los recibimos con gran entusiasmo, Marisol Arango, Paola Calderón, y quien habla (William López), enfatizamos sobre el lugar al que están llegando, también con mucho realismo, esa frase de vienen a picar piedra cobra una especial relevancia, van a seguir picando piedra, no se van a hacer millonarios, pero seguramente van a tener una gran satisfacción profesional, en su trayectoria tanto de formación como ya profesional. Es una trayectoria de realizaciones, porque cuando uno trabaja con el patrimonio, con las memorias, con las identidades siempre lo hace en un espacio muy conflictivo, pero al mismo tiempo muy potente, porque este es un país hambriento de patrimonio, de memoria y de un agenciamiento democrático de las identidades. Y así mismo, como ya se los dije, lo único que esperamos de ellos es lucidez, concentración y trabajo”.