Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

VIGO, LA PULSIÓN DEL DIBUJANTE

Por: María José Posada Venegas*

“Me acuerdo de una entrevista a Roberto Bolaño que decía que hasta los escritores más mediocres han sentido que cuando escriben es como si una llama les quemara el alma, y eso pasa en todas las formas de creación. Hay un momento al hacer las cosas en que sientes que no puedes parar, es como una enfermedad.”

Tomado de www.instagram.com/vigosketchbook/

Francisco Javier Viveros Góngora1 firma su obra como VIGO. Entre sus ocupaciones está la de realizar las ilustraciones de la serie de televisión y web “Pacho y Sofía, historias que no sabías”, un proyecto multimedia de la Oficina de Producción y Realización Audiovisual de Unimedios, de la Universidad Nacional de Colombia, que aúna el talento de titiriteros, animadores, ilustradores, guionistas, y otros creativos, para narrar historias sobre diferentes temas, muchas de ellas basadas en libros, artículos y textos de autores vinculados con la Universidad2. VIGO también hace parte de un movimiento creador y creativo de dibujantes urbanos, conocidos como Urban Sketchers.

Pacho y Sofía, por VIGO

El Centro de Divulgación y Medios-CDM de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional invitó a Vigo a una charla acerca del ejercicio de la profesión de un dibujante.

CDM: ¿A qué te dedicas?

VIGO: He trabajado con diferentes entidades, pero ahorita me encuentro vinculado con la Secretaría de Salud. Con ellos adelantamos para la ciudad el programa Arte y Salud, del CDIES, el Centro de Investigación y Educación en Salud. Es un piloto en el que lidero tres de las líneas del programa, en artes y pedagogía de las artes. Este año también he estado haciendo las portadas de las estadísticas que el DANE publica.

Dibujo para la sección Nota Estadística, del DANE.

CDM: Y ejerces la docencia.

VIGO: Certifiqué mi carrera en pedagogía ante el Ministerio de Educación para poder ser docente y me he dedicado a la ilustración y a la docencia a la par. Soy docente en arte y creador de metodologías para la pedagogía de las artes, pero lo que acoge todo es que soy dibujante, que es el término más bonito.

CDM: Vamos entonces al dibujo.

VIGO: El dibujo es una filosofía de vida, trasciende muchas cosas, es el lenguaje primario que utilizamos los artistas para hablar o narrar desde otro lenguaje artístico. Los escultores dibujan para hacer escultura, los cineastas dibujan storyboards para hacer cine. El dibujo es esa herramienta que te da claridad, pero también es una herramienta cruda. Por eso también me gusta, porque es una herramienta rápida, yo soy una persona muy ansiosa, dibujar me quita la presión de tener que hacer una obra, es más un gesto, como una pulsión que uno tiene, que está ahí y sale. Nosotros aprendemos a dibujar antes que hablar, antes que a escribir. El dibujo para mí es un lenguaje que puede abarcarlo casi todo. Los trabajos están ahí y son chéveres y te dan la plata para vivir, pero lo que hay detrás de eso justificar la manera de que te paguen por seguir haciendo lo que amas hace, que es dibujar, lo que es muy difícil. Yo soy privilegiado, eso me ha permitido estar más tranquilo con mi profesión, no sentir ese miedo que a veces tiene esta profesión.

CDM: ¿Cuál es ese miedo, miedo a qué?

VIGO: Le pasa yo creo que a todas las personas que trabajan creando cosas, a todas las personas que trabajan produciendo cosas, un escritor, un productor, alguien que hace entrevistas, están todo el tiempo en la deriva de la incertidumbre, en la precariedad del oficio, en este país que es tan fregado para poder ejercer una carrera humanista de creación, de creatividad, de apertura. Siempre es una lucha ¿no? De alguna manera, ahora que lo pienso, no siempre ha sido fácil. Los artistas pasamos por momentos muy difíciles, muy adversos, en los que nos medimos como artistas, como dibujantes, yo muchas veces, cuando no tenían un empleo que me dijera –dibuje-, lo seguía haciendo, de alguna manera no puedo parar de hacerlo. Eso a uno, como creador, lo mide mucho, el no resistirse a la pulsión de representar, de dibujar, de querer narrar. Incluso las personas más mediocres, los artistas más mediocres, me acuerdo de una entrevista a Roberto Bolaño que decía que hasta los escritores más mediocres han sentido que cuando escriben es como si una llama les quemara el alma, y eso pasa en todas las formas de creación. Hay un momento al hacer las cosas en que sientes que no puedes parar, es como una enfermedad. haya o no haya un objetivo, simplemente ocurre, es algo que no te puedes explicar y por eso es más fuerte.

CDM: Ahora hablemos de técnica del dibujo ¿prefieres alguna?

VIGO: El tema de las técnicas es muy importante para mi porque a veces uno quiere una técnica, quiere seguir un camino hacia una técnica, la tinta, la acuarela, la línea en el dibujo más crudo, el carboncillo, el grafito. Pero me he dado cuenta de que la técnica llega a uno también. A veces es circunstancial. Yo tenía un plan de hacer una serie de pinturas de lugares, espacios que para mí habían sido importantes y durante muchos años alquilé unos estudios, tuve varios, en donde buscaba hacer la serie de dibujos. Pero no pude conectarme con los talleres, creo que tiene que ver con mi dispersión, con esa inmediatez, con esa necesidad de querer hacer las cosas rápido. Además, a veces no podía pagar el arriendo, de otros me echaban, otros eran baratos, pero en residencias de estudiantes, así que me sacaban cuando se daban cuenta de que había montado el taller. Después viví dos años en Medellín y tuve un espacio allá, pero me vi dibujando más en cafés, en lugares, en espacios públicos, y me vi dibujando personas y calles, y eso te exige utilizar materiales que no sean oleo o acrílico, ni caballete ni lienzo, sino, por ejemplo, un cuaderno, una libreta. Empecé a consignar al principio, como si fueran prácticas, pero después me fui dando cuenta de que el cuaderno mismo era mi obra de arte, era mi bitácora. Y me fui dando cuenta de que la técnica que había llegado a mí era la que me permia estar en la calle, dibujar lo que veía de manera muy rápida, y sin darme cuenta estaba haciendo acuarela, un poco de gouache, un poco de línea, también. A veces combino esas tres cosas.

El jardín utópico de La Esmeralda, por VIGO

CDM: ¿Algún tema te atrae en particular? ¿algún escenario te inspira más?

VIGO: Casi todo lo hago a través de los imaginarios, de los lugares que miro. Me cuesta mucho trabajo hacer cosas que no miro. Pero esta pandemia nos encerró y de repente yo quedé en un cuarto hermoso, que es el taller en el que estoy ahora, y que era un cuarto en el que estaba mi hermanito, pero él se fue de viaje, a hacer su maestría lejos y este era su cuarto de toda la vida. En él montamos un estudio, un pequeño taller en donde surgieron los proyectos que han salido en este año y casi siete meses. Es como replegarse hacia uno mismo y entender que, así como las técnicas llegan a ti, de igual manera el taller no lo buscas, sino que llega a ti y llega cuando lo necesitas. Esto me permitió ampliar un poco el tamaño de mis dibujos, concentrarme más, entender que yo soy ansioso, no lo había entendido sino hasta el año pasado, no sabía, pensaba que era una depresión, que de pronto era falta de talento, pero era ansiedad. La mala ejecución, la mala factura que yo veía en mis dibujos, que no me gustaba, tenía que ver con la ansiedad de no poder darle el tiempo lento, reposado, incluso aburrido, que tiene el arte en general. Cuando tu creas es a veces muy aburrido, de muchas horas, de mucha cabeza, y cuando no es así, cuando no hay el tiempo requerido para el dibujo, para el arte, se nota. Uno ve cuando algo fue hecho de afán e igualmente nota cuándo algo es muy cocinado. El arte, el dibujo no perdona y eso ocurre en cuanto a las técnicas y los espacios en donde se generan las ideas.

CDM: Tu obra atrae, invita a mirarla y mirarla al detalle porque está llena de ellos, lo que la hace muy interesante. Requiere de cierta intimidad con el dibujo para ver lo que tus ojos vieron. ¿Es a propósito?

VIGO: Hay un pintor con el que salimos a dibujar, él es más un pintor, yo doy pintor en cuanto utilizo manchas, acuarela, pero la acuarela es una transición entre la pintura y el dibujo. Esta persona sí es pintor. Vive desde la mancha, desde el contraste, lo entiende muy bien. Me pasa con su pintura que cuando la veo me impacta por su ejecución, por su velocidad. Los urban sketchers somos muy rápidos, dibujamos en sesiones de dos o tres horas, incluso en una hora podemos hacer una representación general, que para la pintura es una velocidad altísima porque en una obra de pequeño formato en pintura uno puede tomarse dos días, y eso es rápido. Él lo logra muy bien, pero yo siento que es una pintura de lejos, si lo ves de lejos ves un todo, y como con los impresionistas, cuando te acercas ves un conjunto de manchas. En mis dibujos pasa lo contrario, no sé si es algo en mis ojos o en mi técnica que no logra que tú desde lejos puedas sabe qué hay allá. Cuando te comienzas a acercar te das cuenta de los detalles, de la ejecución, de la mancha. A veces lo pienso como una desventaja, porque uno quiere llamar al espectador de una, para que vaya a mirar la obra, pero también pienso que es una característica mía y eso también me gusta, me parece especial, me parece maravilloso que le pase a uno eso cuando está representando, que hay cosas que uno no puede controlar, sino que pasan.

CDM: Has hecho parte de la comunidad informal de los dibujantes urbanos.

VIGO: Cuando los conocí en Medellín empecé a hacer las salidas, pero también me gustan las salidas a restaurantes, a dibujar las personas, no porque quiera hacer una obra, sino porque es un ejercicio un poco automático, el dibujar las caras de las personas para practicar. El movimiento me permitió sentir más afinidad, conocer otras personas, ver otras técnicas, tener más curiosidad.

El jardín utópico de Café Americano en tonos dramáticos

CDM: Algunas de las obras que publican en Urban Sketchers o en Bogotá Dibujada, se sienten muy elaboradas y casi parecen dibujos arquitectónicos, algo más elaborado y pensado, algo técnicos. Tu obra es más una narración visual que una representación del lugar, un relato vivencial de la experiencia que ocurre allí.

VIGO: Me recuerda a un profesor muy bueno de dibujo que tuve, que se llama Juan Mejía. Él es un gran artista. Nos enseñaba algo que me quedó para toda la vida y es el sentir fascinación por la torpeza. La torpeza, de alguna manera, lo que está contando es que tú te estás esforzando por hacerlo y lo que a veces ocurre con los dibujos académicamente bien hechos, es que son un truco bien ejecutado, pero es el mismo truco repetido muchas veces y en eso no hay exploración. No es que esté mal, pero a veces los que vemos en pintores que siempre hacen lo mismo, que siempre pintan igual, que lo hacen muy bien, es que es algo en donde ya no hay una reflexión, un esfuerzo. A mí me inquietan, cuando estoy pintando, todas las posibilidades que hay de representar: con línea, con acuarela, con tinta china, con un estilo y otro, con contraste y sin contraste, con crayolas. Todo eso te va llamando y te va diciendo cómo podría ser para que llame la atención. Y por otro lado la técnica es muy importante, yo sí creo que uno debe formar el ojo y formar la pincelada y pasar mucho tiempo de entrenamiento, pero también pienso que es importante practicar, entenderlo y romperlo. De alguna manera volver a ceros, y después de regresar a las imágenes sentirse libre de hacerlas como le vayan saliendo. Por eso a veces me tiro la perspectiva, recargo demasiado el color, hago el contraste incorrecto, o pongo las sombras donde no deben ir. Son licencias que uno se permite porque cuando estás en el papel lo que te interesa es generar sensaciones.

Usme Pueblo

La obra de VIGO puede verse en Facebook y en Instagram


* Comunicadora Social y periodista. Guionista de tv y escritora.

1 Artista plástico de la Universidad de Los Andes. Focus y especialización en grabado en aguafuerte en la Liga de estudiantes de arte de Nueva York.

2 El más reciente episodio está disponible en YouTube.