Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Carta enviada a los estudiantes de una asignatura de la carrera de Diseño Gráfico

Por: Orlando Beltrán Duque*

Apreciados cursantes:

Solo tuvimos oportunidad de vernos unas pocas veces en las aulas de nuestra universidad antes de enfrentarnos a esta situación tan extraordinaria. Sin embargo, en esas ocasiones les pude decir cómo era de significativo —en la concepción de la asignatura— tanto el resultado de los procesos investigativos, conceptuales y formales, como las actitudes asumidas en cada práctica.

Después de la pandemia, si alguna vez se acaba, nuestro saber estará en cuestión; de hecho, ya lo está. Entonces, ¿qué oportunidad tendrán ustedes en el futuro para encontrar un espacio donde desarrollar sus habilidades y conocimientos?, ¿qué espacio social o laboral o qué tipo de gestión podrá contener sus intereses? Nunca como ahora he percibido tan profundamente todos los matices de comunicar y aprender el transcurrir del tiempo mío, el de ustedes y la distancia de nuestras generaciones…

Tomada de El libro de los libros. Lumen 1998 / ilustración de Quint Buchholz.

Nunca como ahora han sido considerados el entorno y los recursos formales de cada uno: cómo es el trabajo en medio de todas estas dificultades y cómo se ve afectado por cada situación particular; que algunas veces empieza a rayar con la subsistencia.

El italiano Nuccio Ordine en su texto "La utilidad de lo inútil”, refiere la presencia que han tenido las humanidades a través de la historia. Sin duda, en esta época pareciera que los conocimientos técnicos llevaran la delantera, pero las humanidades nos proveen de mejores formas de adaptación.

Quiero centrar y vincular esta reflexión al proyecto que estamos desarrollando. Imaginé que los inconvenientes materiales serían salvados por ese espíritu de adaptación, mientras se consolidan otras formas de academia que, presiento, ya nunca serán las mismas.

Por eso, quiero que piensen que nos debe animar una fuerza que proviene de una fuente más profunda que los límites de la asignatura motivo de nuestro estudio; son las actitudes humanas que pasan por asumir con seriedad “los trabajos y las horas”. Son las calidades escritas con escritura invisible (*) en nuestro ser.

Es posible que nunca se presente la oportunidad de realizar ninguno de los ejercicios practicados, pero seguramente la persona educada con sustancia humana será diferente y tendrá ante sí mejores horizontes.

Tomada de El libro de los libros. Lumen 1998 / ilustración de Quint Buchholz.

Pertenecemos a una comunidad que es patrimonio de los colombianos y espera mucho de nosotros. Somos un bien público.

(*) La escritura invisible, título del quinto tomo de la autobiografía del escritor Arthur Koestler.

Autor: Orlando Beltrán Duque, diseñador gráfico y profesor asociado de la Escuela de Diseño Gráfico de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia; docente en las áreas Tipografía y Diseño editorial.