Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Acciones para regresar a la U

Por: Pablo Enrique Triana Ballesteros

Por estos días, la Vicerrectoría General de la Universidad Nacional emitió un protocolo para regresar al campus. Conozca los puntos clave.

El pasado 12 de mayo, la Vicerrectoría General de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) expidió un protocolo para retornar a algunas actividades presenciales en los campus e instalaciones de la institución, en el marco de la emergencia sanitaria que actualmente vivimos, derivada del Covid-19.

Como primer punto, se señala que las personas con un mayor índice de vulnerabilidad frente a las amenazas que supone el virus, deberán permanecer desarrollando sus labores académicas o administrativas desde su casa hasta que las condiciones sean favorables. Esto incluye a las personas con antecedentes de enfermedades cardiacas y respiratorias, mayores de 60 años, vinculadas por medio de orden de prestación de servicios, madres gestantes y fumadores de más de 10 cigarrillos al día por más de 20 años.

“Las oficinas de personal docente y administrativo reportarán a las Sedes, Facultades y Dependencias, el listado de las personas que cumplen con la condición de edad, así como también indicarán las personas con condición especial de salud. Unisalud suministrará un listado con el nombre y cédula de sus afiliados (sin ningún detalle adicional), que han sido identificados dentro de estas patologías, manteniendo en todos los casos la confidencialidad médica debida. La universidad solicitará esta información, en las mismas condiciones, para los afiliados a otras EPS”, según lo indica el protocolo.

La Vicerrectoría General de la Universidad Nacional de Colombia expidió un protocolo para retornar a algunas actividades presenciales en los campus e instalaciones de la institución. Foto: artes.bogotá.unal.edu.co

Así mismo, el protocolo señala que, de preferencia y en la medida de lo posible, todas las labores que se puedan seguir adelantando desde la casa no tendrán que cambiar esta condición. “La segunda línea de política busca promover, durante la emergencia sanitaria, que el mayor número de actividades académicas y administrativas continúen adelantándose en casa o de forma semipresencial siempre y cuando puedan desempeñarse con calidad”.

En consecuencia, existe una alta probabilidad de que la universidad en su conjunto, sedes y facultades, deban proyectarse y planificar su gestión para seguir funcionando de esta manera, a la que la coyuntura nos condujo de manera intempestiva, pero ahora con la planificación de los aprendizajes incorporados.

Asimismo, las sedes y facultades deberán presentar los presupuestos correspondientes a planes de aseo, desinfección y sanidad para el personal que deba reintegrarse a sus labores; quienes han de ser los que se estime absolutamente necesario que se reintegren y dentro del máximo cuidado y garantías laborales de seguridad.

“Las Vicerrectorías y Direcciones de Sede determinarán y autorizarán los grupos ocupacionales administrativos que, por razones justificadas, requieren regresar a desempeñar actividades presenciales que sean indispensables o esenciales, y el momento de hacerlo, considerando las condiciones del contexto y la implementación de los protocolos para ambientes de trabajo seguro”, expresa el protocolo.

La Vicerrectoría General de la Universidad Nacional de Colombia expidió un protocolo para retornar a algunas actividades presenciales en los campus e instalaciones de la institución. Foto: artes.bogotá.unal.edu.co

En síntesis, las personas que deberán regresar de manera paulatina, después de los análisis y estudios que correspondan, deberán ser, también, autorizados por las vicerrectorías y direcciones de sede, quienes revisarán grupos ocupacionales como: almacenamiento, laboratorista, áreas de salud (bienestar y seguridad y salud en el trabajo), manipuladores de alimentos, archivística, mantenimiento (carpintería, construcción y pintura, plomería, jardinería, electricidad, ornamentación), aseo interno, periodismo, atención en caja, transporte, bibliotecología, vigilantes, correspondencia y escoltas, entre otros para determinar de quiénes es indispensable su retorno presencial y cuándo.

“Aunque la mayoría de las actividades académicas seguirán avanzando mediante el uso de plataformas remotas, en aquellos casos en que, por razones especiales, deban realizar actividades de docencia, investigación o extensión en los campus, ellas serán evaluadas y autorizadas por los Vicerrectores o Directores de Sede, y deben cumplir con los protocolos de prevención y mitigación establecidos. En todos los casos deberá llevarse un registro de las personas que ingresan a los campus e instalaciones universitarias, en lo posible haciendo uso de la Tarjeta Única de Identificación”, dictamina el protocolo.

Así que si su cargo y funciones pueden seguir siendo desempeñados de manera remota y no es indispensable su presencialidad dentro del campus, o cumple con algunas de las características que lo sitúan dentro de los factores de riesgo descritos al inicio de esta nota, la recomendación es que se arme de paciencia y que, por su seguridad y la de los demás, se proyecte a continuar operando desde la protección de su hogar, probablemente incluso hasta el siguiente semestre o hasta cuando las condiciones sean favorables y aprobadas por las vicerrectorías y direcciones de sede.

La Vicerrectoría General de la Universidad Nacional de Colombia expidió un protocolo para retornar a algunas actividades presenciales en los campus e instalaciones de la institución. Foto: artes.bogotá.unal.edu.co