Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Bienestar en la cuarentena

Por: Pablo Enrique Triana Ballesteros

Más de 250 estudiantes se han visto beneficiados por el plan de acción que el equipo de Bienestar Universitario de la Facultad de Artes ha desplegado durante la cuarentena. Conozca cómo.

Para nadie es un secreto que estos no son tiempos fáciles. Para unos más que para otros, sin lugar a dudas. Sin embargo, no es en los días soleados en los que puede medirse el temple de una buena vela que nos conduzca por buen viento y buena mar. Es justo en las más fieras tempestades en las que puede afinarse ese rumbo tan anhelado y perseguido. Y no hay nada que ilumine tanto la grandeza del espíritu humano como los caminos pedregosos que en momentos históricos ha tenido que recorrer; bien lo dijo el autor de la Ilíada y la Odisea, llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga.

Es por esto que en el Centro de Divulgación y Medios (CDM) de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia quisimos hablar con Mercedes Rodríguez, directora de Bienestar de la Facultad de Artes (M.R.) para conocer el apoyo que desde su oficina les han brindado a los estudiantes durante la cuarentena y esto fue lo que nos contó.

CDM: ¿Cuáles han sido las principales acciones que ha emprendido Bienestar —usted y su equipo— para ayudar a los estudiantes desde que comenzó la cuarentena?

M.R.: Hemos hecho una encuesta a los estudiantes de la facultad para conocer de cerca cuál es la situación puntual de cada estudiante. Este instrumento nos permitió filtrar 3 líneas: una para atención psicológica, otra para atención económica y una para necesidades tecnológicas para el desarrollo de sus actividades académicas. Esta última línea fue atendida en un comienzo desde la Decanatura y ahora está a cargo de la OTIC de la Sede, para poder atender y emprender las acciones respectivas que permitan solucionar dichas necesidades.

Por lo tanto, nosotros en la facultad estamos con la línea de atención psicológica para remitir oportunamente al área de Salud o de Acompañamiento Integral los casos que sean necesarios. Y a partir de esta semana tendremos atención de primera escucha, con una psicóloga contratada para la facultad.

En la línea económica, hemos emprendido diferentes acciones: por un lado, el apoyo que la facultad va a dar a algunos estudiantes que hemos identificado en condiciones de vulnerabilidad y también la conexión con la sede, enviando los requerimientos de los estudiantes, que se han estado cubriendo con kits alimenticios que son unos mercados que se les han estado enviando a quienes más los necesitan.

Todas estas ayudas se complementan en la facultad con la creación de la Red de Solidaridad Facartes, en la que un colectivo de estudiantes y con el apoyo de Bienestar reúnen recursos como apoyos y contribuciones voluntarias de los mismos miembros de la comunidad para fortalecer y ayudar a cubrir todas estas necesidades de diferente índole que se generan a partir de la contingencia.

Y por otro lado, hemos estado trabajando también con toda nuestra comunidad, fortaleciendo la línea de deportes, realizando actividades en línea, como el torneo de ajedrez. Así como hemos estado invitando continuamente a todas las sesiones de Kundalini Yoga, en las que nuestra tallerista ha grabado las sesiones en su canal de YouTube y las hemos compartido. También hemos trabajado y cerrado el primer ciclo experiencial que tiene que ver con manejo de emociones; el siguiente ciclo lo abrimos el viernes pasado, en el que aprenderemos a manejar y a trabajar las emociones, lo cual resulta fundamental para afrontar todo lo que hemos estado viviendo. Y finalmente, hemos estado haciendo también una serie de Gif animados con tips de ayuda en casa, es decir, para ayudar a preparar un espacio de trabajo adecuado en casa, cómo sentarse mejor, cómo hacer correctamente pausas activas y demás.

CDM: ¿Cuáles son las principales metas de Bienestar para atender esta situación?

M.R.: La principal, es conocer la situación de toda nuestra comunidad y poder atender cada uno de los casos que han sido reportados. Pero, en línea general nuestra meta es seguir fortaleciendo una idea de comunidad que se apoya, se abraza y se acompaña en estos momentos de pandemia.

CDM: ¿Cuáles han sido los principales obstáculos con los que se han encontrado?

M.R.: Los obstáculos van en diferente orden. En primer lugar, los tiempos que se toma la Universidad y la Administración para desarrollar diferentes alternativas y pues, entendemos que estamos en una institución que debe seguir los lineamientos, una normativa, que quizás quisiéramos que tuvieran mayor celeridad, pero definitivamente creo que los principales obstáculos tienen que ver con los tiempos que se toma cualquier acción para poderla poner a funcionar.

Sin embargo, nosotros no lo vemos como un obstáculo del todo, sino más como un reto y una oportunidad para pensar de qué otras formas podemos hacerlo, identificar qué tenemos que mejorar y encontrar los caminos necesarios para avanzar, vivir este momento y prepararnos para los que vienen.

CDM: ¿Cuántos estudiantes se han visto beneficiados? ¿Puede citar uno o dos ejemplos (casos)?

M.R.: Por un lado, vamos a tener a los estudiantes que la facultad va a apoyar económicamente que, inicialmente, son 178 estudiantes. Desde la Red de Solidaridad se han visto beneficiados 36 estudiantes. Y desde la Sede, a través de la entrega de los mercados para los estudiantes —si bien no tenemos el dato exacto porque en este momento se están entregando—, más o menos 50 han sido los beneficiarios hasta el momento, pero la lista es un poco más amplia, y así estos datos irán cambiando cada día.

CDM: ¿Cuál será el proceder de Bienestar en adelante? ¿Qué objetivos se vienen para el futuro más próximo, considerando que esta cuarentena se puede extender más de lo que alguien pudo prever?

M.R.: Si bien es complicado, hemos estado pensando en estar muy pendientes de lo que va aconteciendo cada día, de cuáles son esos lineamientos que vienen dándose desde el Gobierno Nacional, desde el distrital, desde el de la universidad, y nuestro proceder seguirá siendo trabajar por acoger a los estudiantes, entender sus necesidades, invitarlos a fortalecer sus competencias, sus necesidades, y seguir los lineamientos desde la facultad, a través de todas las acciones que se discuten en el Consejo, lo que se propone para poder trabajar y considerar acciones para ese futuro cercano, a mediano y a largo plazo.

Por último, quiero comentar, en líneas generales, que esto es un trabajo colectivo, de equipo y que nos reunimos en torno a una serie de necesidades, a una serie de ilusiones, de estrategias, de dudas, comentarios, incertidumbres, pero asumiéndolos como una realidad, un reto y un presente que nos convoca de otra manera, que nos debe invitar a mantenernos unidos y a seguirnos fortaleciendo entre todos, dentro de lo que somos capaces de ser, de lo que siempre hemos hecho y de lo que, de seguro, siempre seguiremos haciendo muy bien.

Galerías fotográficas, Dirección de Bienestar Universitario, Facultad de Artes, Unal.