Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Niños y jóvenes alemanes participan en planificación y diseño de sus entornos

Por: Diana González

Así lo argumentó la arquitecta Ángela Million mientras dictaba la conferencia “Sosteniendo la escalera: la educación del entorno construido en el diseño y la planificación participativa”, una exposición sobre procesos de participación infantil y juvenil en determinados proyectos urbanos en Alemania que tuvo lugar el pasado jueves 27 de septiembre en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional.

1. “Sosteniendo la escalera: la educación del entorno construido en el diseño y la planificación participativa”, fue el título de la conferencia de Ángela Million. Foto: Saray.

“Uno aprende más de los fracasos que de lo que sale muy bien”, aseguró durante su intervención la doctora Million –catedrática de Diseño y Desarrollo Urbano en la Universidad Técnica de Berlín–, quien ha venido promoviendo, junto con una asociación sin ánimo de lucro fundada por ella y unos amigos, proyectos de educación del entorno construido para niños y jóvenes.

Tal convicción encuentra base en la premisa de que “la participación de niños y jóvenes puede funcionar en proyectos de planeación y diseño urbanos aunque algunos de ellos fracasen” y tengan, obviamente, sus complejidades y desafíos. Por eso, en su presentación empezó hablando de las conclusiones, aquellas provenientes de su experiencia en el campo, y de los problemas inherentes de este tipo de proyectos.

“Creo que es bueno empezar por las conclusiones porque estos proyectos son muy exigentes”, reveló Million al auditorio tras explicar que en ocasiones les ha sido difícil lograr el interés y participación de los jóvenes alemanes, especialmente, en procesos de planificación y desarrollo urbanos.

“Uno aprende más de los fracasos que de lo que sale muy bien”, aseguró Million, catedrática de Diseño y Desarrollo Urbano en la Universidad Técnica de Berlín. Saray.

“Los planes de desarrollo centrados en el diseño urbano son muy complejos. Por ejemplo, en el Plan de uso del suelo de Berlín –que muestra el desarrollo del suelo para los siguientes 30 años– fue muy difícil encontrar un joven que se interesara”. Sin embargo, desde la asociación siguen apostándole a la educación y a la juventud, pues están convencidos, a partir de la experiencia obtenida en doce años de trabajo, que entre más permitan que los jóvenes formen parte de proyectos de planeación y diseño más lograrán su interés y aportes valiosos en otros de mayor complejidad.

“Hay que escuchar a los jóvenes para saber y entender lo que es importante para ellos”, afirmó la arquitecta, quien además dijo que “la participación” hace referencia a lo que pueden hacer los jóvenes por el espacio público de sus barrios, sus entornos, su ciudad, y no solo lo que están dispuestos a recibir. Y agregó: “en los proyectos de participación yo no pregunto qué quieren, pues ningún arquitecto es hada”.

En cuanto a los desafíos mencionó la alta exigencia y complejidad del diseño y planificación urbana, la gran brecha entre las fases de planificación e implementación–pues esta última toma su tiempo–, los procesos de desarrollo urbano planteados a largo plazo, la poca capacidad para acercarse a niños y jóvenes y la progresiva pérdida de interés por parte de ellos.

De acuerdo con Million, los niños han desarrollado habilidades de diseño y planeación a partir de su interacción con aplicaciones, herramientas virtuales y videojuegos. Imagen: Play.mob.org

Sobre los aprendizajes derivados de los procesos experimentales en educación alrededor de entornos construidos aseguró que, en general, hay una menor participación de las niñas en proyectos relacionados con el espacio público. “Siempre los niños toman la iniciativa y las niñas solo observan. Hay que asegurarnos de hacer partícipes a las niñas también. Hay ocasiones en que hay que hacer talleres solo con niñas. Eso también lo aprendimos”, argumentó.

Otra de las cosas aprendidas es que los niños han desarrollado habilidades relacionadas con el diseño y la planeación a partir de su interacción con aplicaciones, herramientas virtuales y videojuegos, entre estos City Life, Sims, Minecraft y SimCity, entre otros. Y a raíz de esta evidencia, están pensando en cómo incorporar esos mundos y esos conocimientos al diseño y educación real.

Cómo incorporar los mundos virtuales y esos conocimientos cibernéticos al diseño y educación real, es un cuestionamiento que se están haciendo Million y su equipo de trabajo. Imagen. Imagen: Play.mob.org

Million también habló de un tema en discusión que ha estado presente en el planteamiento de los proyectos con niños y jóvenes y es: “¿qué es más importante el proceso participativo o el producto?, y obviamente para ella y su equipo de trabajo, los dos importan, pues según dijo, no podría hablarse de participación si los resultados no son importantes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a veces esos proyectos funcionan y otras veces no.

Y agregó: “los niños y jóvenes tienen que formar parte del desarrollo urbano, los necesitamos para hacer mejores proyectos de diseño y planeación, por lo menos en el contexto alemán”.

De esta manera concluyó su conferencia la doctora Million –llevada a cabo en el marco de desarrollo de Ludantia, I Bienal Internacional de Educación en Arquitectura para la Infancia y la Juventud, de la que forma parte–, tras ser invitada a la quinta sesión del ciclo de Conferencias de las Artes, un espacio organizado por el Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes que, en esta ocasión, contó con el apoyo del Museo de Arquitectura Leopoldo Rother.