Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

¿Qué me da derecho a hablar por los demás?, la pregunta de Marcel Kolvenbach

Por: Diana González

El pasado jueves, en el ciclo de Conferencias de las Artes, el reconocido cineasta documentalista Marcel Kolvenbach habló de su trabajo como realizador, de sus conflictos internos, especialmente, en regiones de tensión y, sobre todo, de las preocupaciones que lo asaltan: qué le permite ser un vocero cuando en el mundo existen cada vez más múltiples formas de propagación de la información y por qué su interpretación puede ser más significativa que la de los demás.

Según Kolvenbach, la red mundial inmediata a través de internet, la disponibilidad instantánea de imágenes y sonidos desde los rincones más remotos de la tierra y la nivelación de la distancia temporal y espacial, ponen a prueba los términos "verdad" o "realidad", así como las formas clásicas de lo político, la diplomacia o la democracia.

El realizador de documentales Marcel Kolvenbach asistió al ciclo de Conferencias de las Artes el pasado jueves en calidad de panelista. Foto: Yesid Villamizar, Centro de Divulgación y Medios.

Estos factores se suman a sus inquietudes cuando, según afirma, el documentalista admite que solo tiene derecho a mostrar lo que se le ha permitido y, en este sentido, qué le da derecho a hablar por los demás en ese contexto, quién puede evadir esa realidad cuando los medios de financiación están subvertidos. Entonces, ¿creer parcialmente o no creer?

Sin embargo y según Kolvenbach, esa situación, no es tanto una censura sino más bien una falta de interés hacia un determinado tema. “No les interesa”, afirmó al respecto. Sin embargo, para él, que ha trabajado durante más de 20 años en la producción de documentales sobre grandes conflictos sociales, la inquietud sigue rondando, pues está de por medio la ética, su ética, sus formas de enfrentar las situaciones y, sobre todo, su voz interior.

¿Qué me da derecho a hablar "por los demás" si la tecnología actual permite que todos hablen por sí mismos y se hagan escuchar alrededor del mundo?, la pregunta de Kolvenbach. Foto: Yesid Villamizar, Centro de Divulgación y Medios.

“Cuando tocas ciertas puertas y ciertos temas vas a ser muy vulnerable, pero eso tienes que utilizarlo de una manera consciente. Pero además, es muy importante escucharse a sí mismo. Y es parte de ese trabajo tener la capacidad de sentir cuál camino es el que puedes tomar, cuánto tiempo te quedas en un lugar, cómo te acercas a una persona o mantienes una distancia. Eso es muy importante: escuchar tu voz interna y si te dice que no estás listo es que no estás listo”, declaró el documentalista al Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional.

Otra de las causas de su preocupación es la manipulación que toca al documental en sí mismo, por eso Kolvenbach habló del conflicto ético y moral al que se enfrentan los realizadores, pues en cierta forma, su producción debe corresponder con la lógica y dinámica del mercado.

El cineasta ha trabajado durante más de 20 años en la producción de documentales sobre conflictos sociales. Foto: Marcel Kolvenbach.

Al respecto, explicó: “Otro factor que, esencialmente, manipula y limita el documental y la actitud moral es la lógica voyerista del mercado. Hay ambigüedad en nuestra profesión y hay un conflicto porque también somos informantes, ilustradores compasivos quizás, incluso artistas y también proveedores de un espectáculo voyerista. Uno tiene que ser muy consciente de su trabajo”.

Y agregó: “cuando tú entras a cierto mundo ya no tienes el control sobre tu vida, ya no tienes el control sobre muchas cosas, la única cosa que te protege es encontrar gente de confianza”.

La fragilidad de la integridad de algunos realizadores como Kolvenbach obedece en parte a los mecanismos de financiación de las producciones. De ahí que él no esté de acuerdo con ello, pues es una forma de entrar nuevamente en la ambigüedad, de decidir qué se puede o no mostrar y de ponerse en peligro.

“Es difícil la financiación en documentales, la parte económica es lo más difícil. Pero, cuando encuentras un obstáculo muy grande tienes que buscar otro camino, acercarte desde otra dirección, eso es súper importante. Por eso, estoy un poco en rechazo de la forma de financiación de estos días porque te piden un guion bastante fijo y ese compromiso es muy peligroso ya que te puede forzar a entrar en lugares a los que no quieres entrar”, señaló.

Por su trabajo, Kolvenbach ha recibido varios premios internacionales. Foto: Marcel Kolvenbach.

Para responder un poco a las preguntas que lo inquietan, Kolvenbach se reafirma en su ética, en su moral, en su fe en Dios. “Yo tengo una respuesta y es la fe, soy creyente y no quiero limitarme a una religión o una forma, pero hay un nivel espiritual. Estás en las manos de Dios y él te da mucha fuerza y si no hubiera otra fuente de energía no sabría cómo hacerlo”, concluyó.

Kolvenbach –que ha sido premiado en múltiples ocasiones por su trabajo de investigación sobre derechos humanos y medioambiente– estuvo en el ciclo de Conferencias de las Artes gracias a la gestión de la Escuela de Cine y Televisión y del Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes, instancia organizadora de este espacio de diálogo y discusión.