Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Enclaves urbanos en Bogotá: en la mira de estudiantes franceses y colombianos

Por: Diana González

Una delegación de futuros arquitectos de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de Versalles (ENSAV) y un grupo de jóvenes promesas de arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) trabajan en un proyecto que busca ahondar y analizar el concepto de enclave y segregación social en los conjuntos cerrados en la capital colombiana. Una exposición que aborda esta temática se instalará en septiembre próximo en el Museo Leopoldo Rother de la Facultad de Artes de la U.N.

“Detrás de la forma de crecimiento de la ciudad hay un modelo de expansión que no se basa tanto en criterios urbanos ni espaciales como en preceptos económicos: financieros y de eficiencia inmobiliaria; una suerte de manifiesto oculto que está definiendo la forma de la futura gran Bogotá”, señala una investigación realizada –entre 2015 y 2017– por Daniela Sanjinés, David Kostenwien y Ramón Bermúdez, este último profesor de arquitectura de la Universidad Nacional y uno de los líderes del proyecto de intercambio entre la ENSAV y la U.N.

De acuerdo con el estudio, el concepto de enclave bogotano deriva de un mercado inmobiliario en crecimiento que responde a la demanda de una población caracterizada por la desconfianza y el temor a la inseguridad, así como por la necesidad de pertenecer a un espacio exclusivo y, por ende, excluyente.

En esa perspectiva es que los conjuntos cerrados aparecen como una fórmula de crecimiento progresiva en medio de una ciudad que como Bogotá se ha desarrollado, tradicionalmente, a partir de barrios residenciales. Sin embargo, a la larga, esta fórmula ha devenido en un fenómeno mayor: la segregación.

Estudiantes de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de Versalles (ENSAV) y del programa de arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia participan en un proyecto bilateral con el que buscan ahondar y analizar el concepto de enclave y segregación social en los conjuntos cerrados en Bogotá. Foto: Federico Ruiz Carvajal.

Esta situación es la que han venido abordando las dos escuelas de arquitectura, gracias al interés bilateral por analizar cómo se logra una buena relación entre lo público, lo privado y lo colectivo, y el tejido urbano. Sin embargo, este trabajo también sirve para dar respuestas y posibles soluciones viables y eficientes a las necesidades sociales y territoriales de la metrópoli colombiana. Aunque posteriormente, los estudiantes colombianos desarrollarán un ejercicio similar en Francia.

Esto, obviamente, en el marco de un programa académico que busca no solo preparar a los estudiantes –de ambos países– para enfrentar retos arquitectónicos y urbanísticos de naciones en desarrollo, a través de ejercicios y talleres con los que se busca acercarlos a las problemáticas reales que en esta materia tienen las grandes ciudades; sino también, según el profesor Bermúdez, orientarlos para aprender de lo diferente.

“Lo que nos interesa, sobre todo, es establecer una conversación entre visiones y formas diferentes de aproximarse a un problema, y esa conversación se ha establecido de forma muy clara a través de una correspondencia directa entre alumnos colombianos y franceses para que discutan temáticas comunes”, informó al Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la U.N. el arquitecto Ramón Bermúdez, especialista en estrategias de vivienda social.

Durante una semana y en el marco de un workshop, los estudiantes y profesores visitaron lugares públicos de Bogotá y algunos conjuntos residenciales, entre ellos el de Colseguros. Foto: Federico Ruiz Carvajal.

El establecimiento de este trabajo e interés conjunto tiene que ver también con el apoyo decidido del arquitecto e ingeniero Klaas De Rycke, profesor de la ENSAV y quien, inicialmente, contactó a las arquitectas y docentes Sophie y Raphaelle Hondelatte –de la ENSAV– para invitarlas a hacer parte del mismo, pues ellas habían venido desarrollando algunos proyectos en torno al concepto de la arquitectura del enclave, especialmente fuera de Francia.

“El intercambio comienza por una amistad con Klaas De Rycke. Él como responsable de internacionalización de la Escuela de Versalles ha estado viendo qué proyectos se pueden desarrollar entre las dos escuelas, y al saber que estamos trabajando sobre la temática de los conjuntos cerrados nos puso en contacto con Raphaelle y con Sophie. Ahí nace esa idea de colaborar y empezamos este semestre a trabajar juntos, y ha funcionado muy bien hasta ahora”, resaltó el profesor Bermúdez.

Para la profesora Raphaelle, esta forma de trabajo representa una gran oportunidad para los estudiantes de la ENSAV, pues no solamente pueden observar diferentes proyectos urbanísticos en sus distintas dimensiones, sino que, además, pueden extrapolar los resultados y aprendizajes obtenidos para planear mejores aplicaciones en el futuro.

Worshop en Bogotá

Una serie de recorridos y visitas temáticas a distintos lugares públicos y unidades residenciales de Bogotá, así como trabajos en equipo para materializar las propuestas urbanísticas en las aulas de la ciudad universitaria, fueron parte de un worshop realizado entre el domingo 21 y viernes 26 de abril, que buscó “acercarse a lo existente”.

El grupo reunido en la Plaza de mercado Corabastos de Bogotá. Foto: Federico Ruiz Carvajal.

“Pensamos mucho en la historia, pero también en el futuro, y cuando pensamos en el futuro queremos poner a los estudiantes en situaciones diferentes. Por eso estamos mirando escuelas que tienen una historia en América, pero también que están en países emergentes y que deben pensar en otras maneras para cambiar cosas”, explicó al CDM el profesor Klaas De Rycke.

Por su parte, el profesor Bermúdez comentó que los grupos de estudiantes y profesores, franceses y colombianos, visitaron alrededor de 70 lugares citadinos cruciales para el proyecto y que estos fueron seleccionados por los alumnos tras disertar acerca de ello.

Al respecto, mencionó: “los franceses hicieron unas propuestas de lo que habían visto desde afuera y los colombianos les propusieron otras, y con eso logramos desarrollar un trabajo muy enriquecedor desde el punto de vista de la pedagogía y que tiene que ver con reflexionar sobre la segregación de la idea del conjunto cerrado”.

Las mejores propuestas estudiantiles harán parte de una exposición que se abrirá a la comunidad universitaria y al público en general en el Museo de Arquitectura Leopoldo Rother en septiembre próximo, según confirmaron los profesores.

“Hay visiones muy diferentes del problema y vamos a mostrar algunas de las mejores propuestas en la exposición que vamos a hacer en septiembre aquí, y que se llama Ciudad isla, una muestra sobre el conjunto cerrado”, concluyó el profesor Bermúdez.