Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Una aproximación a la cultura indonesia desde la U.N.

Por: Diana González

Cinco principios considerados fundamentales rigen la filosofía de este país megadiverso, conformado por más de 17 mil islas y habitado por poco más de 259 millones de personas. Considerando estas cifras, Indonesia es reconocida por mantener la unidad y el respeto en la diversidad. Un acercamiento a su cultura se produjo en Bogotá, recientemente, a través de su embajador en Colombia, Priyo Iswanto.

“Pancasila: una fuente fundamental de normas y valores”, así se denominó la conferencia impartida por el embajador, quien fue invitado por los programas Calobiótica –Calidad de Vida y Egresados de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), en asocio con la Red Asia América Latina –también de la U.N.–, para dar a conocer los valores esenciales, cultura y tradiciones de su país natal.

Pancasila es una ideología del Estado, una filosofía de vida que guía la convivencia en Indonesia y que fue introducida por Sukarno, su primer presidente y líder nacionalista. Su solo nombre inspira respeto y, según el embajador, tanta es su importancia que, incluso, sus determinaciones fueron incluidas en la constitución política.

Pancasila es un vocablo compuesto que proviene del sánscrito panca, que significa cinco, y sila que significa principio, cinco principios o valores de suma relevancia para el país. En tiempos antiguos el término hacía referencia a prohibiciones, es decir, no robar, no matar, no mentir, no a la no violencia y no a embriagarse. Sin embargo, sus preceptos fueron cambiando y, aunque todavía se siguen conservando implícitamente, hoy se da especial valor a cinco principios que casi resultan sagrados.

El primero de ellos se denomina Divinidad y tiene que ver con la espiritualidad, con las diferentes creencias, ya sean de carácter monoteísta o politeísta. Por eso, se enfatiza en la tolerancia y el respeto hacia la diversidad religiosa. En este ámbito, sus organizaciones han decidido no tener injerencia en política y, así, dedicarse a sus tareas sociales. Sin embargo, en el marco de esa concepción lo único que no se reconoce es el ateísmo, reveló el diplomático.

El embajador de Indonesia en Colombia, Priyo Iswanto, estuvo la semana pasada en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, hablando de la Pancasila, una filosofía vital en su país. Foto: KBRI Bogotá, facebook.com/KBRIBogota/

“El Estado está basado en la religión, pero no en una sola religión. Por eso, el Ministerio de Asuntos Religiosos suscita la tolerancia y el respeto entre las distintas religiones a través de la educación, a través del diálogo interreligioso entre líderes para que también promuevan este principio. Damos gracias a Dios por los valores de la divinidad. En consecuencia, no reconocemos el ateísmo”, aseguró Iswanto durante su intervención.

El segundo se denomina Humanidad y tiene que ver con el reconocimiento hacia el otro, con el respeto a los derechos humanos y a la civilización. En consecuencia, no solo insta al diálogo y a la tolerancia en sus territorios sino que, además, afirma el embajador, coopera en procesos de paz internacionales. De hecho, informó, ha incursionado en nueve misiones humanitarias.

El tercero, la Unidad, es uno de los principios fundamentales de su política social, mediante el cual se reconoce su diversidad étnica y cultural. Es de obligatorio cumplimiento. De ahí su lema nacional Bhinneka Tunggal Ika, es decir, Unidad en la diversidad. “Existe una filosofía en el país y es que estar solos nos hace débiles, pero estar juntos nos hace fuertes”, mencionó al respecto.

El cuarto, la Democracia, tiene que ver, precisamente, con el fortalecimiento del ejercicio democrático, un principio acatado por todos sus partidos políticos, tanto seculares como islamistas. De esta forma, afirmó, el país ha conseguido consolidarse como el tercero más democrático del mundo.

“En mi país es muy importante deliberar para lograr los consensos. El diálogo es muy importante. En abril habrá elecciones de gobernadores por voto popular”, reveló el embajador al Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional, al final del evento académico.

2. Aproximar la cultura de Indonesia a Colombia fue uno de los objetivos de los organizadores de la conferencia. Foto: Juan David Ospina, Centro de Divulgación y Medios.

El quinto principio hace referencia a su forma de concebir la Justicia social. En este contexto, no son aceptadas –bajo ninguna circunstancia– personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero o intersexuales (LGBTI), ni tampoco prácticas como el aborto. En cuanto a temas de corrupción, Iswanto indicó que desde el año 2004 fue establecida una tribuna especial para combatir y penalizar esta problemática que él denomina “enfermedad mental”.

Precisamente, este modelo le ha permitido ir disminuyendo, aunque moderadamente, su índice de corrupción en el sector público en los últimos años. Por lo menos, así lo corrobora Transparencia Internacional en su Ranking Internacional de Corrupción 2018, el cual mide la percepción en esta materia en 180 países.

Por otra parte, Luz Amparo Fajardo, de la Red Asia América Latina, indicó que Indonesia está llamada a ser la cuarta potencia mundial en el año 2040 no solo a nivel económico sino, también, social.

Precisamente, una investigación reciente –publicada por el banco multinacional Standard Chartered, con sede en Reino Unido– sobre cuáles serán las mayores economías del mundo en 2030, reveló que para ese año 7 de las 10 primeras economías del mundo serán mercados que hoy figuran en la categoría de emergentes, con Indonesia pasando al quinto lugar.

De hecho, ya en 2016 Indonesia se había situado en el puesto 16 de las economías mundiales, según reveló el Fondo Monetario Internacional. En este sentido y según las proyecciones, el futuro de la economía mundial estaría en Asia con China a la cabeza, seguida de India, mientras que Estados Unidos quedaría en el tercer lugar.

Para finalizar, el embajador indonesio dijo que algunos líderes mundiales admiran la Pancasila y, por tanto, la consideran un modelo a seguir, pues sus principios son bastante sencillos y pueden ser aplicados en cualquier otro país.

“Tengo confianza en que todos los pueblos del mundo tienen o pueden adoptar esos valores”, concluyó.

El propósito de los organizadores con esta y otras conferencias de este tipo es el de fomentar el conocimiento sobre los países asiáticos.