Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Hacen un llamado a pronunciarse frente al “negocio de la economía naranja”

Por: Diana González

En días recientes y durante el desarrollo de una conferencia alrededor de este tema en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional (U.N.), el analista Aurelio Suárez y los profesores Ricardo Arcos y Rolando Ruiz dieron a conocer sus puntos de vista, preocupaciones y posibles medidas frente al futuro inmediato de la cultura y el arte colombianos con el nuevo modelo que propone el gobierno de Iván Duque.

“Estamos comprometidos con el impulso a la economía naranja para que nuestros actores, artistas, productores, músicos, diseñadores, publicistas, joyeros, dramaturgos, fotógrafos y animadores digitales conquisten mercados, mejoren sus ingresos, emprendan con éxito, posicionen su talento y atraigan los ojos del mundo”, afirmó durante su discurso de posesión, el presidente Duque.

El evento fue convocado por la Unidad Nacional de Artistas y apoyado por el Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional.

Sin embargo, Arcos, Ruiz y Suárez tienen sus propias razones para desconfiar y, por eso, durante la conferencia expresaron su preocupación frente a las “supuestas” oportunidades que se abren para el país con el tema de la economía naranja, pues aseguraron que el Estado será solo un regulador del nuevo “negocio” y no asumirá la función que le corresponde.

Por eso, instaron al auditorio en pleno a exigir la presencia del Estado y a luchar para que este modelo no sea impuesto, pues lo que se necesita es que el arte y la cultura cuenten con una legislación que verdaderamente defienda la creación nacional y sus aportes a la sociedad.

Al igual que los demás panelistas, Aurelio Suárez hizo un llamado a pronunciarse sobre el tema de la economía naranja.

“Yo creo que la lucha contra la economía naranja tiene que convertirse en una gran revolución cultural para alertar a Colombia sobre lo que viene como parte del modelo de capital extranjero que tiene el país ahora. […] No quiero perder la oportunidad aquí, en la Facultad de Artes más importante de este país, para hacer un llamado a enarbolar esa bandera de la defensa, de la autonomía y de la soberanía cultural del país en contra de las intenciones de las grandes multinacionales apoyadas en el mandato de Iván Duque”, declaró el analista económico y político Aurelio Suárez en su intervención.

Por su parte, la Unidad Nacional de Artistas (UNA) –organizadora del evento académico– denunció en un comunicado que “con este modelo, que hace parte de una política neoliberal propuesta por Iván Duque para el Banco Interamericano de Desarrollo, se pretende eliminar la obligación del Estado de garantizar, auspiciar, financiar y defender la cultura y el arte nacionales. La cultura desaparece como derecho y se convierte exclusivamente en un negocio de las empresas del entretenimiento”.

En la foto, conferencistas y miembros de la Unidad Nacional de Artistas.

Esta tesis fue compartida por Suárez, quien contextualizó al público sobre lo que está pasando en el tema. “Ahora apareció la economía naranja. Esto no surgió de una noche de iluminación de Iván Duque en Washington, no. Esto hace parte de todo un portafolio de economía e inversión para encontrarle retornos al capital”, explicó.

El analista también dijo que están acabando con la cultura nacional, que el patrimonio cultural se convirtió en un objeto de mercancía, que se está haciendo mucho énfasis en la oferta y muy poco en la demanda porque muchos son los que producen y pocos los que compran, que los que compran son los conglomerados multimedia que dominan los mercados –con tres agravantes: son pocos, son globales y controlan los medios– y que, por lógica, lo que compran no es el producto sino los derechos, es decir la mercancía, que en este sentido el producto no es igual a la mercancía y que “en una microeconomía el precio lo pone esa demanda y no nosotros”.

Al fondo, Juan Carlos, de la Unidad Nacional de Artistas; y los profesores, en su orden, Ruiz y Arcos, y el analista económico Suárez.

A su turno, el profesor y artista Ricardo Arcos, de la Facultad de Artes de la U.N., quien defiende la alternativa del sistema cooperativo para financiar la producción local enmarcada en la “idea de las industrias creativas” con el ánimo de sacar partido del nuevo modelo, dijo que no se trata de ser pesimistas sino de pensar en la forma de hacer presencia real y equitativa en el nuevo modelo. Al respecto, aseveró: “No se trata de ser pesimistas. La ley ya está aprobada, sin embargo, la idea es ver cómo nosotros vamos a jugar ahí, particularmente las escuelas y las facultades de artes. Vamos a ver cómo lo aprovechamos”.

Y agregó: “En un sistema financiero tan injusto como el nuestro, con altas tasas de interés a todo nivel, ¿podremos confiar en esa bondad de hacer créditos para poder desarrollar lo que los artistas y el gremio del arte y la cultura saben desarrollar?, ¿será que el sistema cooperativo es posible dentro de esta nueva economía naranja?, yo diría que sí”.

El profesor Rolando Ruiz, de la Facultad de Artes de la U.N., señaló que es necesario respaldar y pensar en nuevas posibilidades de desarrollo para el sector de diseño industrial como una industria creativa y para que lo mismo suceda con otras industrias. “Creo que la dificultad enorme es que se han creado unas preferencias adaptativas en las cuales como consumidores pensamos que lo colombiano no es bueno y lo importado es mejor”, explicó.

Juan Carlos, de la Unidad Nacional de Artistas, presentó el evento académico.

Para concluir, dijo: “La denominada economía naranja presenta, por supuesto, unas interesantes oportunidades pero, difícilmente, podría considerarse una estrategia de desarrollo económico y de política industrial. Entonces, creo que debe estar acompañada de unas medidas mucho más robustas y tratar de que el Estado haga una mayor presencia en todo el territorio nacional”.

La UNA, por su parte, invitó a “realizar un amplio debate en el que participen todos los actores involucrados para retirar el arte y la cultura de los tratados de libre comercio y del bloque de la llamada economía naranja y, así, evitar su entrega a las multinacionales”.

El evento académico, convocado por la Unidad Nacional de Artistas (UNA) y apoyado por el Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la U.N. en materia de difusión, hizo eco en la comunidad universitaria que asistió a la cita para presenciar el debate sobre este polémico tema.