Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Ciclo de cine holandés

Por: Antonia Hollmann

La Cinemateca Sala Alterna, en colaboración con la Embajada de Holanda, trae una selección de películas holandesas los días 26, 29 y 30 de abril y 2 y 3 de mayo. El ciclo, que se lleva a cabo en el auditorio Ángela Guzmán del edificio Sindu de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, hace parte de los 23 eventos que trae la Embajada de Holanda para esta edición de la Feria del Libro de Bogotá.

Su experiencia como país invitado en la FILBo 2016 motivó a la embajada a seguir incentivando este tipo de eventos y actividades para seguir dando a conocer la cultura holandesa. En el año 2016 “nos dimos cuenta que de Holanda no se sabía mucho, tenían una imagen muy clásica. La gente normalmente habla de los molinos, los quesos, los canales, […] y nosotros queríamos mostrar una nueva cara, mostrar que Holanda es también muchísimas otras cosas”, cuenta Nicolás Barbosa, coordinador de la participación holandesa en la feria del libro. Añade que, a pesar del poco conocimiento sobre la cultura holandesa, ha habido una gran acogida y “un apoyo fuerte por parte del público” colombiano hacia estas iniciativas.

Es así como a través de un ciclo de cine holandés contemporáneo se busca promover artistas, autores y realizadores holandeses en Colombia y fomentar las relaciones culturales entre ambos países. La selección presenta una amplia gama de géneros, desde documental y cine histórico hasta thriller y drama, para así mostrarle al público colombiano diversas facetas del cine holandés contemporáneo.

Fotograma en 35mm sacado de “agua”, el segundo capítulo de Cuatro Elementos (2007) de Jiska Rickels.

El ciclo inició el viernes 26 con la proyección de Sonny Boy (2009), dirigida por María Peters, una de las películas más taquilleras en Holanda en los últimos años. Peters adapta la novela homónima de Annejet van der Zijl, que narra una historia basada en hechos reales que muestra las dificultades sobrellevadas por una pareja interracial durante la Segunda Guerra Mundial. Para la escritura de la novela, la autora consultó una amplia documentación epistolar familiar con el fin de reconstruir la historia de esta pareja. Barbosa resalta que este interés documental, archivístico e histórico no solo está presente en el cine, sino también en las producciones literarias y artísticas holandesas.

El cine holandés está principalmente interesado en mostrar historias reales, explica Barbosa. Esto se evidencia en la selección ya que, además de Sonny Boy (2009), incluye una serie de películas históricas que adaptan acontecimientos sucedidos en diversos momentos de la historia holandesa. La Banda de Oss (2011) de André van Duren, que será proyectada este lunes 29 de abril, es una película de crimen que presenta el caso de una banda criminal que se toma la ciudad de Oss, al sur de Holanda, durante la década de los 30. El 30 de abril se proyectará The Hell of ‘63 (El infierno del 63) (2009) de Steven de Jong, la cual relata la historia de una maratón de patinaje de hielo que termina en tragedia por la brusca caída de la temperatura y la congelación de gran parte de los participantes.

The Hell of ‘63 (El infierno del 63) (2009). Director: Steven de Jong

El cine holandés también es reconocido por su tradición documental desde la segunda postguerra, añade Barbosa. Este jueves 2 de mayo se presentará el documental Cuatro Elementos (2006) de la realizadora Jiska Rickels. Este filme, de cuatro capítulos, explora la relación entre el hombre y “los cuatro elementos” (una de las primeras concepciones de la humanidad ante la materia): la tierra, el agua, el fuego y el aire. Desde situaciones contemporáneas, Rickels muestra cómo aún el ser humano lucha por dominar y controlar la naturaleza.

La propuesta de Rickels invita a repensar la relación del ser humano con la naturaleza pues, presenta situaciones en las que el hombre debe enfrentarse a cuatro “elementos” que aún lo sobrecogen y asombran. Además, recuerda la relación simbiótica entre el ser humano y su medio al contrastar la concepción primitiva de un mundo conformado por cuatro elementos con la pretensión moderna del control de la naturaleza. La realizadora conjuga la estética de la cinta 35mm con los sonidos de la naturaleza que se entrelazan con las composiciones de Horst Rickels –su padre–, un músico experimental que logra incorporar casi, imperceptiblemente, los sonidos del film en la banda sonora del mismo.

Sonny Boy (2009). Directora: María Peters

Por otro lado, la selección –la cual trata de ser representativa de la producción cinematográfica holandesa– demuestra la importancia que tienen las mujeres en esta tradición cinematográfica. Son tanto directoras y escritoras como protagonistas de muchas de estas historias. Además del caso de Jiska y Peters, The Dark House (2009) es un ejemplo de esto, ya que es la adaptación de una novela escrita por Saskia Noort y protagonizada por una mujer. Esta película, que se presentará el 3 de mayo, es un thriller que sigue la historia de María, una madre soltera que empieza a ser amenazada por un desconocido. Por su parte, en La Banda de Oss (2011), es una mujer la que se une a esta pandilla criminal y protagoniza el film.

Por último, “Holanda es un país dispuesto a mostrar cosas difíciles de sí misma”, añade Barbosa. Es decir, no es mostrar su mejor cara, sino su realidad. Un común denominador para las películas de la selección, y gran parte de la producción artística y literaria holandesa, es el interés por mostrar las diferentes facetas y problemas que aquejan su sociedad. Entre estos se tratan problemas de discriminación racial (Sonny Boy), divisiones internas (La Banda de Oss), tragedias históricas (The Hell of ’63), entre muchos otros.

Las películas serán proyectadas en el campus de la Universidad Nacional, añade Barbosa, como parte de una voluntad de la Feria y la Embajada por “sacar la feria de Corferias y hacer que sea un evento de toda la ciudad”.

Invitan: la Cinemateca Sala Alterna, el Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes y la Embajada de Holanda. Entrada libre hasta completar aforo.

Consulte la programación del ciclo en la Cinemateca Sala Alterna