Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Centro de Divulgación y Medios
Notas de Prensa

Concluyó la tercera versión del Congreso Internacional de Investigación en Diseño

Por: Diana González

Con 20 conferencias de expertos nacionales e internaciones en diseño a lo largo de tres días, una serie de workshops, mesas temáticas y exposiciones de posters académicos, finalizó la semana pasada este tercer encuentro –convocado por la Maestría en Diseño de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia– alrededor de los avances en los procesos de investigación relacionados con el diseño en América Latina.

Con el propósito de establecer un espacio de diálogo sobre el estudio de los procesos investigativos del diseño –relacionados con el desarrollo profesional y pedagógico de esta disciplina– y en procura de reconocer el estado de los alcances de la investigación en diseño desde la teoría y aplicación práctica a nivel profesional, cultural y social en Latinoamérica, se desarrolló este congreso, a cuyo acto inaugural asistieron algunos de los directivos de la Universidad Nacional (U.N.).

Entre ellos, el profesor Pablo Abril, actual vicerrector general de la Universidad Nacional (U.N.)., quien durante su intervención reveló que “nunca ha sido más que un diseñador” y que, por tanto, no puede desprenderse de este enfoque en el cargo directivo que hoy ocupa. Así mismo, se refirió a los aportes del diseño al mundo de la intangibilidad y a la probabilidad que tiene esta disciplina de contribuir a la construcción de política pública en el país.

Esta tercera versión del congreso reunió a importantes investigadores en diseño, así como a estudiantes y profesionales en esta disciplina. Imagen: artes.bogota.unal.edu.co.

“Asumir el cargo de vicerrector general con perspectiva de diseño me ha llevado a preguntarme –desde mi rol de investigador– cómo podemos aplicar el diseño a la configuración del mundo intangible, si es posible que el diseño y sus herramientas pudieran, por ejemplo, construir política pública, a meternos de lleno a aportar conocimiento con el que se pudiera avanzar en la formulación de entornos intangibles que regulan nuestra vida”, reflexionó.

Por su parte, la profesora Luz Teresa Gómez, vicerrectora de Investigación de la U.N., habló de la importancia de la red de investigadores en diseño que se ha venido configurando a partir del desarrollo de los dos anteriores congresos y del papel del diseño en el campo de las artes. Además, dijo que las artes son una de las prioridades del gobierno de la rectora Dolly Montoya, pero que ya desde sus inicios la U.N. había entendido la importancia de las artes.

“Si se observa con cuidado el diseño del escudo de la Universidad Nacional podrá observarse que su contenido articula una imagen y un discurso oculto. Están ahí las ciencias básicas, las ciencias del cuidado, las leyes, y ellas están complementadas con un cuarto campo, el de las artes. Desde muy pronto en su configuración institucional, la Universidad Nacional comprendió que para ser una verdadera universitas debería hacerlo poéticamente, con el arte como una tarea formativa, como un espacio de búsqueda estética y expresión cultural”, argumentó.

A su paso, Freddy Chaparro, director de Unimedios y también diseñador de profesión, confesó que, momentos antes del inicio del congreso, reflexionaba con algunos conferencistas, colegas y amigos, sobre los caminos que desde la U.N. se han transitado, buscando consolidar la disciplina del diseño.

“La Universidad Nacional, la academia, ha sido el escenario donde se han conformado estas disciplinas y desde donde estos profesionales, profesores, se han proyectado a la sociedad. Sin embargo, es difícil definir qué es lo que hace un diseñador, por eso, muchos hemos venido lidiando en este tránsito, preocupándonos por la consolidación de la profesión”, aseguró.

Algunos de los directivos de la Universidad Nacional asistieron a la apertura del congreso. Foto: Sergio Ruiz, Centro de Divulgación y Medios.

Dividido en tres ejes –teoría y epistemología, aplicación y práctica, y educación y pedagogía–, el congreso reunió a investigadores, estudiantes y docentes, semilleros y grupos de investigación que han adelantado procesos de estudio relacionados con el diseño.

El lugar del diseño en el sistema científico

Una de las ponentes internacionales que habló desde la base teórica y epistemológica del diseño fue la argentina María Ledesma –doctora en diseño de la Universidad de Buenos Aires, especialista en teoría y crítica del diseño–, quien centró su conferencia en el lugar del diseño en el sistema científico, principalmente, de su país natal.

Inicialmente, la conferencista hizo un sucinto recorrido histórico por el campo del diseño, desde su inserción como disciplina en Argentina en 1960 hasta su consolidación, desarrollo y lugar en el sistema científico hoy. Luego, habló de su trayectoria como investigadora y sentó su posición sobre el radio de acción de los diseñadores.

“Yo elegí hablar, tomando como eje mi experiencia personal de 35 años en diseño en Argentina, con la esperanza de que esta experiencia personal y local, que está asentada en el desarrollo del diseño, tenga características bastante similares a toda Latinoamérica. Creo que las posibles similitudes que aparecen en ambos campos (diseño y ciencia) pueden dar lugar a este intercambio al que aspiro”, resaltó durante su intervención.

La investigadora también reveló que el reconocimiento del diseño como disciplina científica y de innovación en su país no solo ha aportado a la investigación en diseño sino, también, al desarrollo del sistema científico en general. Esto, debido a que ha ido adquiriendo un lugar cada vez más importante en ese campo.

La argentina María Ledesma, una de las ponentes invitadas, es doctora en diseño de la Universidad de Buenos Aires y especialista en teoría y crítica del diseño. Foto: Sergio Ruiz, Centro de Divulgación y Medios.

Sin embargo, aclaró que, a pesar de los avances en su reconocimiento, el diseño no está en una situación cómoda en el actual sistema científico argentino. La razón: “las propias universidades siguen manteniendo como centro de validación dos aspectos: el primero, el paper, que se ha convertido en una especie de condena para los especialistas en diseño que no somos especialistas en paper; y el segundo, los grados académicos. Cada vez más es necesario no ser magíster sino doctor o posdoctor, para acceder a los beneficios y recompensas que no son otra cosa que los subsidios y financiamientos”, denunció la investigadora.

Otros conferencistas también compartieron con el auditorio sus visiones, experiencias, desafíos y desarrollos relacionados con productos y procesos de aprendizaje aplicados al campo de la investigación en diseño. Ese fue el caso de la brasileña Cleomar Rocha, quien habló de la conectividad y la era posmedios, y también el de la chilena Katherine Mollenhaver, quien se refirió a la creación de conocimiento desde el quehacer proyectual del diseño.

Así, con diferentes espacios de diálogo y reflexión, como el Networking y las conferencias magistrales, finalizó la tercera edición de este congreso, gestado por la Maestría en Diseño con apoyo del Programa de Educación Continua y Permanente, y del Centro de Divulgación y Medios de la Facultad de Artes de la U.N., este último en materia de divulgación.